¿Cómo reformar una casa vieja?

casa vieja reformada Hogara

¿Cómo reformar una casa vieja?

Hoy en día existen muchas viviendas que fueron construidas hace más de 20 años. Estas casas, con una serie de reformas, garantizan una nueva vida y el mejoramiento de la convivencia familiar dentro de ellas. Es fantástico contar con un espacio que podamos transformar con nuestro gusto mientras mantiene su esencia.

Sin embargo, rehabilitar o reformar una casa vieja no es algo sencillo, y debemos de aprender ciertas cosas antes de contratar un estudio de arquitectura o a una empresa de reformas, para evitar resultados inesperados y problemas. Os dejamos algunos consejos antes de iniciar la reforma de una casa vieja.

Antes de comenzar con la obra, debes de definir tus objetivos. Recopila ideas de revistas o fotografías de internet en donde aparezcan las cosas que quieres para tu casa. Será más fácil explicar tu idea con imágenes y el arquitecto sabrá qué estilo o tipo de acabados deseas. Una vez planteada la idea general y considerando los puntos que mencionaremos a continuación, será necesario elaborar un proyecto que se ajuste perfectamente a tus  necesidades.

 

¿Qué hay que tener en cuenta antes de comprar una casa vieja para reformar?

casa vieja reformada hogara

Estructura

En primer lugar, debe de analizarse el estado de la estructura; cualquier arquitecto o albañil será capaz de observar si es necesario reforzar muros, coser grietas, o utilizar otra técnica para mejorar el estado de la vivienda. La idea es conservar su encanto.

Distribución de la casa y sus elementos

Podría suceder que en una casa vieja existan elementos y estancias en la casa que no sean imprescindibles para ti y que en una reforma puedas sacar mayor espacio y oportunidades.

Antes de salir a ver potenciales casas viejas debes apuntar aquellos elementos que son imprescindibles para tu futura casa y los que no también. Gracias a este simple acto podrás reconocer la casa vieja que más te apetezca.

 

Instalaciones

Cuando hablamos de instalaciones nos referimos a cosas que no se aprecian a simple vista  antes de comprar la vivienda como son las instalaciones de las tuberías del agua, la instalación eléctrica, etc. La mayoría de las casas viejas constan de un sistema de tuberías obsoleto, con materiales que hoy en día ya no se utilizan y que, aunque en apariencia estén bien, con el pasar del tiempo darán problemas. Lo mejor es adecuar tanto el sistema de tuberías con el de electricidad, incluyendo sistemas de ahorro energético, algo que a la larga agradeceremos, ya que supondrá un ahorro y contribuiremos a respetar el medio ambiente.

Paredes y suelos

paredes y suelos hogara

Los materiales con los que se construían las casas en el pasado eran de mejor calidad que los empleados en la actualidad. No extraño pensar que los suelos de una casa vieja sean de mármol, por lo que en lugar de cambiarlos, lo mejor sería arreglarlos. Por ejemplo, si es de madera se lija y se le da una buena mano de barniz para recobrar su brillo de antaño.

Del mismo modo, es probable que las paredes contengan goteles por lo que tener que lijarlas y pintarlas será necesario en la reforma de tu casa vieja.

Aislamiento

Seguramente será necesario invertir en nuevos sistemas de aislamiento tanto térmicos como acústicos. Una buena inversión en aislamiento supondrá un ahorro en el largo plazo en sistemas de climatización.  

Las puertas viejas dotan a las estancias de gran personalidad. Bastará con lacarlas o barnizarlas para darles un aire completamente renovado, conservando su esencia. Sin embargo, si realmente se encuentran en mal estado, tendremos que sustituirlas.

Húmedad

El gran enemigo de las casas deshabitadas es la humedad. Lo primero será detectar el foco de esas humedades. Si proviene del sistema de tuberías, quedará solucionado al cambiarlas por unas nuevas, o si se debe a filtraciones del exterior, habrá que repararlas antes de continuar con la reforma, para después terminar con pinturas anti humedad u otros tratamientos necesarios.

Iluminación

Conseguir una iluminación adecuada en cada estancia de la casa contribuirá en dar un nuevo y más confortable aire. La buena distribución de los puntos de luz también ayudará en reducir el gasto en electricidad. Jugar con los espejos es clave para aportar profundidad a una estancia o para dotar de mayor luminosidad a un espacio oscuro.

Cocina

Normalmente, la cocina es el área que más cambios sufre a lo largo de la vida de una casa. Es por ello, que la cocina puede tener su propio encanto y que podemos utilizar los muebles actuales al restaurarlos y así, no gastar mucho dinero.

Habrá que tener en cuenta el estado de los muebles, de los azulejos, del techo y del suelo para estudiar qué se puede salvar y restaurar en la reforma.

Sin embargo, otra tendencia cada vez mayor es integrar la cocina en el salón creando un espacio integral que permite disfrutar de una estancia mucho más amplia.

 

Ventajas de comprar una casa vieja para reformar

reforma de casa por hogara

Hasta el momento parece una montaña embarcar en la reforma de una casa vieja, pero si merece la pena.

Las ventajas de reformar casas viejas son:

  • Suelen estar en enclaves privilegiados.
  • Son únicas: fachadas de piedra, estructuras de madera y ese encanto especial que no se encuentra en las construcciones modernas.
  • A menos que tengas que derribar la casa totalmente, comprar una casa para reformarla suele ser una mejor inversión.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies